Nautla, Puerto insurgente defensor de la soberanía de México.Cronista de Nautla,Ver.

NAUTLA EN LA INSURGENCIA

Jorge Lorenzo Rojas Miguel

Cronista de Nautla,Ver.

#UnDíaComoHoy

El movimiento insurgente se extendió sobre toda la costa del Golfo de México, sin embargo, el no contar con una marina y una fuerza naval los hizo ir perdiendo los puntos que ya se habían ganado. La mayor resistencia rebelde se centró al norte de Veracruz, siendo Nautla uno de los puntos principales.

Debe mencionarse que ante esta situación los insurgentes tuvieron contacto con embarcaciones de corsarios, provenientes de Nueva Orleáns.

El 19 de junio de 1814 en Nautla fue avistada una embarcación por el corsario Pedro Elías Bean; dos días más tarde, el fraile franciscano José Antonio Pedrosa informó al jefe insurgente Ignacio López Rayón. Se trataba de la goleta angloamericana llamada el Tigre capitaneada por el francés Dominique You.

El Tigre, que pertenecía a la famosa banda de corsarios Lafitte contaba con una tripulación de 125 hombres, traía entre su cargamento 3000 arrobas de pólvora y le acompañaban las fragatas Dorada, Filantro y Surprise, comandadas por los capitanes Lansing, Calivot y Mark, respectivamente.

En la goleta el Tigre venía también el General Humbert, a quien contactó el secretario de Morelos, Juan Nepomuceno Rosains, a través de Juan Pablo Anaya. Entraron en negociaciones y con su compañía penetró en el país.

El 18 de julio de 1814, en un discurso dado en el cuartel general ubicado en Zacatlán,Puebla, Ignacio López Rayón confirmó la ayuda que se estaba recibiendo por parte de Estados Unidos.

Mas tarde, en mayo de 1828, una vez declarada la independencia de México, Nautla fue habilitado como puerto de cabotaje por el Congreso General siendo presidente Guadalupe Victoria.

Nautla, Puerto insurgente defensor de la soberanía de México.
#ESPorTiEsPorNautla
#ConstruyamosSuGrandeza

Fuente: Golfo de México: Nautla y Boquilla de Piedras. SEMAR.

La imagen puede contener: océano, cielo, exterior, agua y naturaleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *